Sacar una referencia nueva, ha sido, es y siempre será un momento culmen en la trayectoria de una cervecera, aunque nos guste hacerlo bastante a menudo.

Y esto es, no solo porque los consumidores de cervezas artesanas nos sentimos irremediablemente inclinados a probar cosas nuevas, sino porque a nivel profesional, una nueva cerveza es símbolo de un trabajo creativo en el que no solo se ha de pensar la receta, sino también, la etiqueta, el nombre, el concepto, la razón última por la que se hace esta y no otra, etc.

No en vano, aparte de otras consideraciones acerca de la calidad, la no pasteurización y el no filtrado, podríamos decir que este proceso creativo forma parte de la identidad de un proyecto de cerveza artesana como el nuestro.

Una nueva lager tostada

En este caso ponemos a vuestra disposición una lager tostada o amber lager elaborada con mucha delicadeza y mucha paciencia ya que lo más característico de esta cerveza es su maduración en tanque o guarda en frio en el que ha estado más de 30 días a unos 2-3oC.

En este proceso hemos buscado el afinamiento, el redondeo y la clarificación natural por frio resultando una birra brillante, limpísima y sin necesidad de filtrar ni de clarificar artificialmente.

Sigue así, conservando todas sus propiedades alimenticias y organolépticas intactas provenientes de unos ingredientes seleccionados.

Los ingredientes de la receta

La receta, muy noble y elegante, la compone una selección de maltas de cebada (parte de estas caramelizadas), un poco de malta de trigo y una adicción prudente pero apreciable de lúpulo Nugget, variedad clásica y de las pocas que se cultivan tradicionalmente en la península.

Es de baja fermentación (conocida como Lager) y está hecha para beberse 2 litros sin pestañear.

Cata y maridaje

En cata domina el carácter maltoso (malt attack) intenso a la vez que un trago largo, ágil y sorprendentemente fácil y el maridaje nos lo imaginamos con embutidos y quesos curados o sola acompañando una sesión de buen cine aunque como nos gusta recordar, la cata y el maridaje son parte de un ejercicio de subjetividad donde cada cual es el mejor y único conocedor de cómo y con qué compañía le gusta cada birra.

Mensaje en una botella

Por último, como cada botella lleva de alguna manera un mensajito enrollado en su interior, en esta ocasión, dice así:

Estamos cansados de que se crea que las artesanas tienen que ser cervezas fuertes, alcohólicas, amargas e hiperlupuladas aptas para tomar solo una y de que las cerveceras industriales presuman de calidad y amplíen sus catálogos tirando de maquinas, filtros y generosas cargas de arroz y maíz tratando de dar a sus birras aquello que nunca podrán tener…alma.

Malt attack, para todos ustedes, una birra contra este tipo de cansancio. Salud!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *