Hasta hace muy pocos años en España la cerveza era siempre igual. Una cerveza de color claro, poco cuerpo y un sabor suave, fácil de beber. Una bebida ideal para quitar la sed, para ser consumida cuanto más fría mejor y en cañas si es posible.

¿Por qué Cerveza Artesana?

Los productores cerveceros, en una época de mercados de masas, buscaron una cerveza que le gustara al mayor número de personas, y una vez la encontraron, la fabricaron a destajo, sin variedad, sin diversidad.

Y así pasaron los años y pasamos la mayoría de nosotros nuestra juventud, entre litros de cerveza anodina, primando la cantidad antes que la calidad y buscando siempre el producto más barato del mercado, ¿por qué?, porque total, no distinguíamos unas de otras.

Esto, hoy en día, le sigue pasando a muchos, y es que es increíble, pese a lo popular que es la cerveza, lo poco que la mayoría de la gente la conoce de verdad. “¿De qué está hecha?” “Se utiliza un alambique para hacerla, ¿verdad?” “¿Por qué hay alguna cerveza que es negra?”

Estas son algunas preguntas que muchas personas se hacen, porque pese a ser la bebida alcohólica más popular del mundo y estar unida a nuestra especie desde que nos volvimos sedentarios, sigue siendo una gran desconocida.

La uniformidad que ha dominado su producción en nuestro país durante un siglo ha hecho que pensemos en ella como si fuera algo inamovible, siempre igual, algo así como leche, que es lo que es, y punto.

Pero no hay nada más alejado de la realidad.

De hecho, cuando uno comienza a interesarse por ella, pronto se da cuenta de que la cerveza es incluso más complicada de entender que el vino.

Puede ser elaborada con docenas de ingredientes diferentes, en un proceso en el que se pueden dar cientos de pasos diferentes, que requiere elección tras elección por parte de los cerveceros, para conseguir un producto final en el que un paladar afinado puede distinguir el resultado de todas esas elecciones que se han tomado en el camino.

Cervezas de todo tipo

Y gracias a todas esas opciones que tienen los cerveceros, encontramos cervezas de todos los colores, sabores y graduaciones. Cervezas para quitar la sed, cervezas para chisparse, cervezas para maridar y cervezas para merendar; y más todavía, cervezas de chiringuito, cervezas de sillón, cervezas de balcón y cervezas de quitarse el sombrero.

La diversidad de la cerveza

Y es que la cerveza puede ser tan diversa como lo son las personas que las elaboran, por eso en el panorama actual, con tantas microcerveceras elaborando cerveza artesana, las opciones para el consumidor son cada vez más variadas. Todo esto es gracias a un montón de cerveceros que tienen pasión por elaborar cervezas deliciosas y creativas.

Algunos de estos cerveceros respetan los estilos clásicos y los siguen a rajatabla, sin embargo hay otros que sólo utilizan estos estilos como punto de partida y hacen lo posible por personalizar sus cervezas, incluyendo ingredientes locales, transmitiendo su filosofía vital a través de sus birras o trasladando a la copa sus gustos culinarios.

Esta es la grandeza de la cerveza

Cerveza artesana que, pese a muchos y notables ejemplos de sutileza, es intensa, temeraria, y que se convierte de manera efectiva, en un antídoto contra todo aquello que es soso y gris que nos rodea, contra los productos de masas sin personalidad que inundan el mercado, contra las Pilsen sin alma que en exclusiva nos han rodeado durante años y que no nos dejaban conocer otra cosa.

¿Es el mejor momento para beber cerveza?

Por todo ello, y sin lugar a dudas, hoy es el mejor momento posible para beber cerveza.

Pero también es un momento muy confuso, con un mercado en el que encontramos opciones inabarcables y en el que la personalidad de las buenas cervezas se puede perder en una maraña de marketing engañoso y medias verdades.

La cerveza artesana también es un negocio

Y esto atrae a los grandes grupos cerveceros nacionales e internacionales que buscan meterse en esto para atraer a más clientes en un mercado que parece haber llegado a su cenit.

Las mismas cerveceras que durante 100 años fueron eliminando la diversidad que había en la cerveza española absorbiendo a pequeñas empresas locales, ahora amplían las referencias de sus portafolios y aluden en sus anuncios a la calidad de sus ingredientes y a ancestrales métodos de elaboración, en un intento de no quedarse atrás.

Y es que durante más de un siglo la dirección del negocio de la cerveza había estado liderada por las grandes compañías, pero ese ya no es el caso hoy en día, son estas grandes marcas las que imitan a los pequeños cerveceros, ¿por qué será?.

Los consumidores tenemos la opción de elegir en qué gastarnos el dinero

Será quizás, porque en los últimos 20 años, los cerveceros artesanos nos han enseñado que el futuro de la cerveza está en dar al consumidor la opción de elegir.

En ofrecer opciones diversas reales, honestas, que no buscan atajos y que aportan algo personal y único en cada elaboración, algo que se ha convertido en la seña de identidad de la cerveza artesana.

Cada birra tiene una historia

Tiene una historia, de cómo se creó la receta, de cómo se eligieron los ingredientes o de quién la inspiró. Y yo os invito a que conozcáis esas historias, a que no os liéis en la maraña de falsas opciones que bombardean el mercado y que os acerquéis a un taproom.

Bebed una pinta, charlad con los camareros, dejaos aconsejar, dad vuestra opinión y preguntad lo que os apetezca. Y si una vez bebida la cerveza y conocida la historia os dais cuenta de que nos os gusta, pues no la pidáis más, y si es al revés bebedla a litros. Los consumidores tenemos la opción de elegir en qué gastarnos el dinero, y eso es una bendición, y a la vez una carga.

Es el momento

Para tomar decisiones acertadas debemos dedicar algo de tiempo e interés, pues bien, ¡sin duda la cerveza merece vuestro tiempo! Buscad esas historias, buscad las cervezas que más os gusten, y disfrutad por el camino, pero que no os engañen, hoy por hoy, la auténtica diversidad, la que merece la pena, está en la cerveza artesana. ¡Salud!.

Tienda Yakka

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *